En el 2013 después de las diversas marchas, actos simbólicos y protestas realizadas por la población, fue el primer año en el cual se cumplió con lo establecido en la Ley General de Educación (66-97), la cual en su artículo 197 establece de forma textual ¨un mínimo de un dieciséis por ciento (16%), del gasto público total o un cuatro por ciento (4%) del producto bruto interno (PBI)¨ que debe ser destinado para financiar la educación pública del país. 


Antes del 2013, el mayor monto que había recibido el actual Ministerio de Educación fue en 2012 por un equivalente de RD$58,590,422,572.00, esto cambiaria significativamente e iría en un aumento vertiginoso. En el 2013 con la ejecución a lo establecido en la ley de educación, el MINERD recibió 99,628,120,000.00, lo cual representó un incremento del 62.2% con respecto al año pasado. 


Es normal pensar que con un mayor gasto en el sistema educativo la educación mejoraría de forma significativa, sin embargo, no sucedió de esa forma, el ingreso repentino y exorbitante de los fondos llevó a nuevas olas de demandas, pero esta vez, dentro del sector magisterial y personal administrativo que conforman la institución, de igual forma, en aras de ejecutar la totalidad del presupuesto, el promedio de gastos mensual se incrementó de forma abrupta en el último trimestre del 2013, para este año los gastos diarios de la ejecución promediaron 185.96 millones de pesos durante los primeros nueve (09) meses del año, sin embargo,  en el último trimestre la cifra era de 469.52 millones y en el mes de Diciembre, de 830.39 millones de pesos por día. 


Los gastos del MINERD representan una mejoría en todas las áreas que abarcan, a excepción de la más importante, la cual es, calidad educativa, lo que se entendería que era el objetivo primordial de aquel movimiento que tiñó de amarillo las calles, escuelas, barrios y el país completo. En el 2021, la ejecución presupuestaria fue equivalente a 186,774,494,864.96 de pesos, de los cuales, 121,448,961,656.71 de pesos fueron utilizados para el pago remuneraciones y contribuciones, lo cual representó un 65.02% del gasto del presupuesto.

 
El actual Ministro de Educación, en una entrevista especial confirmó que al finalizar el 2022 el equivalente al 82% de los recursos del MINERD serán utilizados en el pago de nómina, mientras que solo un 5% se utilizaría para practicas pedagógicas.  


Conociendo el contexto real de lo que ha venido sucediendo con los fondos del MINERD, podemos pasar al objetivo principal de esta reflexión, el cual es evaluar los resultados obtenidos por nuestro país en el informe presentado por la UNESCO, UNICEF y la CEPAL, titulado: La Encrucijada de la Educación en América Latina y el Caribe. 


Los gráficos 3.6 y 3.7 del informe muestra como un promedio del 59.8 de los estudiantes que conforman la matricula estudiantil se encuentran por debajo del nivel 1 en los estándares utilizados para medir el ODS-4 en el área de matemáticas y lectura. En lectura, el informe establece que, el 41.3% de los estudiantes en el 2015 no entendía lo que leía, cifra que aumentó significativamente en el 2018 al 50.3%, en matemáticas, el informe establece que, para el 2015 el 68.3% de los estudiantes no posee las competencias elementales para la resolución de problemas, cifra que aumentó un punto porcentual en el 2018, situándose en 69.3%.  Debemos destacar que estos son los números más alto de Latinoamérica, esto a pesar de ser uno de los países con mayor inversión en educación. 


En general, el informe concluye para nuestro país que, el gran desafío se encuentra en lograr una mejora generalizada de los aprendizajes, esto debido a que el 4% a la educación ha logrado buenas cifras en otras áreas concernientes a la educación como, mejoras salariales y temporalidad en las posiciones, alimentación de los estudiantes, reducción de la brecha digital que existe, inserción de una mayor cantidad de estudiantes, mejora de los plantes educativos, etc, sin embargo, los cimientos del Sistema Educativo Dominicano debe ser siempre la calidad educativa. 


Escrito por: Luis de Jesús Rodríguez Núñez

Fuentes: 
  • La Encrucijada de la Educación en América Latina y el Caribe. 
  • Ejecución Presupuestaria del MINERD 2012-2021