Educación asegura RD tuvo mayor nivel de retención estudiantil que el promedio de la región

Educación asegura RD tuvo mayor nivel de retención estudiantil que el promedio de la región


El ministro de Educación de la República Dominicana (Minerd), Roberto Fulcar, aseguró que durante el calendario escolar 2020-2021, de plena vigencia de las condiciones de pandemia y las limitaciones a la presencialidad impuestas por la autoridad sanitaria, se pudo lograr un nivel de retención de estudiantes en las aulas superior al promedio de América Latina, alcanzando el 98.2% de los del nivel secundario de los centros educativos públicos, en comparación con el año lectivo anterior.


Roberto Fulcar afirmó que los datos preliminares están contenidos en la Encuesta Nacional y Continua de la Fuerza de Trabajo (ENCFT) y del Sistema Integrados de Gestión de Centros, lo que es una gran noticia para el país y una medida del éxito para el Plan Aprendemos en Casa Preservando la Salud.


El ministro de Educación habló en esos términos en la conferencia magistral “Educación para Vivir Mejor: Estado, Retos y Desafíos de la Educación Dominicana”, dictada este jueves en el Centro León, auspiciada por la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), la Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago de los Caballeros (ACIS), la Cámara de Comercio y Producción de Santiago, el Colegio Dominicano de Periodistas, la Universidad Abierta Para Adultos (UAPA), La Federación regional de Cooperativas del Cibao Central (Fecooocen) y la Universidad Tecnológica del Cibao (Utesa).


Con un salón completamente lleno y la presencia de líderes del empresariado, los sectores productivos, instituciones académacas y otroa diversos sectores de la sociedad de Santiago.


En la conferencia estuvieron presentes, entre otros, Eduardo León, Guillermo León, José Clase, Sandy Filpo, Cecilio Espinal, Fernando Rosario, Narciso Vargas, Anisleyda Bencosme, Francisco Pancho Rodríguez, Juan Arias, Ulises Rodríguez, Andrés Cueto, Amelina Vargas, Carlos Iglesias, Rosa Santos, Ana Bertha Pérez, Daysi Díaz, Eddy Álvarez, Juan Lendorio, Andrea Suero Marieta Díaz, Pablo Mckinney y Dilia Stephany Ubiera y Emilio Fernández.


Durante su disertación, el ministro invitó a la comunidad de la Región Norte y a todo el país a  sumarse a la construcción del nuevo modelo educativo “Educación para Vivir Mejor”, con el propósito de transformar la educación dominicana, y aportar al desarrollo sostenible de la nación.


“Estoy convencido de que se puede. No dejen que les digan que no se puede, que nos gane el pesimismo, y el temor al fracaso. Que la campaña de calumnias y postverdades que se ha instalado respecto de nuestra educación se imponga. La República Dominicana puede, necesita y debe asumir la vanguardia, hoy, no mañana, de materializar el modelo educativo que humildemente proponemos. Les exhortamos a que lo abracen, que lo hagan propio, que lo defiendan, no como un legado personal de quien les habla, sino como una osadía de Nación de la cual muy pronto todos nos sentiremos orgullosos”, expresó.


Apoyo del Minerd al Cibao 

Destacó que, de 1,920,856 dispositivos electrónicos que han sido entregados a nivel nacional, de los cuales más del 27% se entregaron en la región del Cibao y que en Santiago los recibieron 137,466 estudiantes y docentes, reduciendo la brecha digital y sentando las bases para que la tecnología cumpla un rol transformador de los aprendizajes de los estudiantes.


Dijo, además, que se han resuelto problemas de reparaciones y adecuación de 5,350 planteles escolares, de los cuales 2,524 se encuentran en la Región Norte, y de estos 417 están en Santiago.


El ministro de Educación también señaló que en el Cibao se han inaugurado 11 centros educativos completamente nuevos, y se han adecuado 564 canchas deportivas, 72 en la Región Norte y 11 en Santiago.


Indicó que la gran mayoría de estudiantes reciben desayuno, almuerzo y merienda y que desde que inició esta administración se han suministrado más de 565 millones de raciones.  Solo en Santiago, en lo que va de este año escolar se han entregado más de 56 millones de raciones.


El ministro hizo un análisis y reflexión desde Santiago, tras superar la pandemia y afrontar los retos estructurales de un modelo agotado.


Al rendir cuentas de las acciones que ha venido desarrollando al frente del Ministerio de Educación tanto en el país, como en la región del Cibao y, particularmente en la provincia de  Santiago, el ministro agradeció al presidente Luis Abinader por haberle confiado la responsabilidad de transformar la educación dominicana y dar un buen uso a los recursos que la sociedad dominicana dispuso poner en las arcas del Ministerio de Educación cuando se movilizó en las calles en el 2010 para exigir al gobierno de turno el cumplimiento de la Ley, dando ejemplo al mundo de civismo y sentido republicano.


Impacto de la pandemia del coronavirus

“Teníamos el enorme desafío de afrontar las consecuencias de la pandemia sobre el sistema educativo, convocado en principio para iniciar el calendario escolar tan solo 8 días posteriores al inicio del período gubernamental”, sostuvo.


Dijo que la reclusión y el cierre de actividades no esenciales durante la pandemia impactó la economía global y generó efectos inimaginables para los cuales el mundo no estaba preparado. En la República Dominicana, el impacto fue agudo.


Roberto Fulcar destacó que en el sistema educativo a nivel mundial, la pandemia fue particularmente dura, con el cierre de las escuelas y centros educativos de todos los niveles, impactando el 94% de la población estudiantil.


Recordó que en marzo de 2020 el año escolar fue interrumpido abruptamente cuando avanzaba hacia su cuatrimestre final, un hecho que constituía un enorme desafío para las autoridades del gobierno recientemente electas, “pues debíamos tomar la decisión de comenzar un año escolar en las condiciones de riesgo sanitario, en momentos donde la prevalencia de la enfermedad, la incertidumbre de no contar con tratamientos paliativos ni preventivos eficaces era particularmente dramático”.


Desafío del Minerd frente a la pandemia

Dijo que ante los serios desafíos el Minerd se abocó a realizar algunas tareas fundamentales como fueron hacer una agresiva e intensiva incorporación de tecnología para que cada docente del país tuviera su dispositivo disponible antes del inicio del calendario escolar 2020-2021 al igual que cada estudiante de manera progresiva y desarrollar un intenso programa de mantenimiento de la infraestructura escolar aprovechando el cierre transitorio de los locales escolares.


En su exposición Fulcar detalló la formación docente y el Plan Aprendiendo en casa preservando la salud, puesto en marcha durante la pandemia.


También destacó el programa nacional de vacunación ejecutado por el Presidente Abinader y la Vicepresidenta, Raquel Peña, que puso a la educación como sector prioritario, colocándolo como el segundo después del personal de la salud.


Indicó que la necesidad de mantener el proceso educativo llevó a los sistemas educativos de la región recurrir a diversos métodos experimentados en el pasado como el uso de la televisión, la radio, las conexiones a internet, o el uso de materiales impresos, pero que el caso dominicano fue el único que planificó y ejecutó una propuesta integral denominada “Aprendemos en casa preservando la salud” que articuló una diversidad de medios y recursos como la radio, la internet, los cuadernillos impresos cuadernillos y la televisión.


“Esta combinación no fue caprichosa. Se debe más bien a que nuestro país no podía llegar a todos los estudiantes individualmente con ninguno de esos medios por sí solos, debido a las brechas sociales acumuladas y a la heterogeneidad y diversidad del desarrollo de los diferentes territorios, por lo que solo la articulación multimedios evitaba el ensanchamiento de las brechas de equidad existentes y la generación de nuevas brechas”, manifestó el ministro.


Recordó que fue diseñado y ejecutado un programa de entrenamiento docente orientado a dotar a los educadores y al personal técnico-pedagógico de los elementos necesarios para adecuar su práctica profesional a la misión de que los estudiantes lograran aprender por medio de métodos alternativos a la presencialidad”.


Destacó que dentro de esa situación inició el programa “Desarrollo de competencias tecnológicas para el ejercicio de la docencia en la nueva normalidad” como el componente de formación docente dentro del Plan Aprendiendo en casa preservando la salud que a su vez contempló componentes como el desarrollo de contenidos digitales; los  canales de distribución de contenidos multimedios; infraestructura tecnológica; logística y asistencia; producción de materiales y guías; servicios complementarios (como la readecuación de la alimentación escolar); y la Comunidad Autónoma de Aprendizaje, el componente más innovador de toda la estrategia.


Dijo que la ejecución de este Plan ha despertado el interés de la comunidad internacional.


“En lo personal, lo que mayor satisfacción me genera de estos reconocimientos que estamos cosechamos en la región y el mundo, es que esta ha sido una solución dominicana, pensada desde las características, fortalezas, debilidades y recursos de los cuales disponíamos, a partir de un conocimiento profundo de un equipo y colaboradores comprometidos con la causa de nuestra educación y de nuestra educación pública.  Así, se conformó un modelo ecléctico que integró múltiples plataformas a las cuales se agregó los cuadernillos de contenidos elaborados de forma conjunta con el Unicef, que lo han hecho único en su tipo”, expresó.  


Dijo que con la actual administración llegó a la educación dominicana un equipo profesional, un grupo de personas comprometido, con las competencias académicas y éticas para administrar los asuntos y los recursos públicos, que tiene las ideas claras, con una enorme convicción y liderazgo.


Roberto Fulcar expresó que un pilar de este modelo fue revalorizar el rol de la alimentación escolar para las familias más vulnerables, transformando transitoriamente el modelo de alimentos cocidos a los crudos para elaborar en casa.


“Estamos convencidos de que este plan integral ha cumplido un rol amortiguador de los efectos de la pandemia en los aprendizajes.  Además, durante la pandemia la educación operó como un colchón; es decir, como una red de protección para los más desfavorecidos, aunque la solución distara de lo perfecto”, dijo el ministro. 


- zdigital
Publicar un comentario

Publicar un comentario

Descarga nuestra aplicación en tu celular android

Programación Docente UASD 2022-20 (Separado por Recintos, Centros y por modalidad)

close