¿Te consideras buena persona? Conoce cómo funciona tú cerebro

¿Te consideras buena persona? Conoce cómo funciona tú cerebro

Las buenas personas construyen un cerebro con actitudes positivas. Es decir, es un individuo que vive desde el amor, la compasión, el altruismo, la felicidad, el bienestar, la reciprocidad y la bondad, que le es difícil hacer daños a los demás.


Así afirmó el psiquiatra José Miguel Gómez, durante una entrevista en el programa matutino Despierta con CDN, que se tramite por CDN37.


Cómo funcionan las emociones en el cerebro

¿Pero qué tiene que ver el cerebro con nuestras emociones?, pues, según el especialista,  el cerebro almacena las emociones y sentimientos negativos y positivos. “Allí están guardado todos los eventos traumáticos, pero también los momentos de felicidad”, señaló.


Asimismo dijo que una persona con pensamientos positivos, es poco probable que planifique y ejecute estrategias para dañar o causar la muerte a otra. Sin embargo, una mala persona produce daños a terceros y no siente empatía, vergüenza, aflicción ni arrepentimiento.


No obstante, Gómez señala que se ha estudiado, que cuando un individuo tiene conductas dañinas y perversas, previo a ese comportamiento quizás enfrentó situaciones que le han causado traumas, y que están almacenados en las huellas somáticas del cerebro, provocando que reviva o responda emocionalmente.


En general, una persona que reacciona con ira, enojo, frustración, rabia o resentimiento, frente a una situación o episodio de estrés, que le hacen ser una persona mala.


“Cuando estas personas se recuperan y se adaptan, pueden fluir a través de actitudes positivas y sanas, que le convierten en una buena persona.”


Agregó que el entorno en que se desenvuelve el individuo desde su niñez hasta la adultez, influye en que se convierta en una persona positiva o negativa. Debido a que el temperamento es hereditario pero el carácter es socializado, aprendido; y ambos aspectos estructuran la personalidad.


“Oveja negra de la familia”

El psiquiatra José Miguel también se refirió a los casos donde los padres o cabeza de familias son personas de bien, pero a veces, tienen un hijo conflictivo.


En este caso aplica, cita a Aristóteles: “Cada ser humano es único e irrepetible”,  por eso las lecturas e interpretaciones deben tomar en cuenta que los procesos socioculturales son diferentes en cada ser humano y cada contexto.


- cdn

Publicar un comentario

Publicar un comentario

Descarga nuestra aplicación en tu celular android

close