Cómo evolucionó la digitalización durante la pandemia

Cómo evolucionó la digitalización durante la pandemia


La fuerte transformación tecnológica que se vio en los últimos años por la pandemia, puso en relieve la importancia de la expansión de la digitalización como factor de inclusión social y como acelerador de la actividad económica.

En ese sentido, Telefónica Movistar acaba de presentar el Informe de Sociedad Digital (ISD) 2020-2021 para Latinoamérica, un estudio que analiza el desarrollo del ecosistema digital en los países de la región durante la pandemia, y los retos que enfrentan para continuar profundizando esa transformación.

Entre las principales conclusiones, el estudio reflejó que la compañía reportó en ese período un incremento en el tráfico de datos móviles de un 60%; y en las redes fijas, de un 47%. La pandemia actuó como un acelerador de los tiempos en los procesos de digitalización de todos los sectores sociales.

El informe fue presentado en Argentina por José Juan Haro, director de Asuntos Públicos y Negocio Mayorista de Telefónica Hispam, en un encuentro realizado en el auditorio de la Fundación Telefónica Movistar.

El ISD tiene como objetivo exponer un panorama de los ecosistemas que impulsan la transformación digital de Latinoamérica y de cada uno de sus países, su impacto en la economía, en la educación y en la vida cotidiana de las personas, respetando la diversidad que caracteriza a la región.

La imagen inicial que devuelve el estudio es la de una región que fue intensamente afectada por la pandemia en términos tecnológicos, y la necesidad irreversible que tiene de profundizar el camino hacia la digitalización para achicar las barreras de acceso, reduciendo las desigualdades sociales y económicas y promoviendo los procesos de transformación.

Acceso a la conectividad

El ISD muestra que alrededor de 23 millones de personas teletrabajaron en la región. El 84% se mostró satisfecho de lograr continuidad en su labor profesional desde su casa. Para ello, la conectividad fue determinante como factor de inclusión y automatización del trabajo.

Según el estudio, si bien Latinoamérica ha avanzado en su digitalización – y se encuentra en una posición intermedia, por encima de África y Asia-, aún un tercio de la población no utiliza Internet, especialmente en zonas rurales y alejadas. Aquí, el desarrollo del ecosistema requiere promover la inclusión digital orientada a expandir la cobertura y conectividad.

La importancia de expandir la digitalización

Ese desarrollo tecnológico demanda las mismas reglas para los mismos servicios, sin importar quién los preste.

En América Latina, la falta de homogeneidad en los procesos de autorización continúa siendo una de las principales barreras para el despliegue de nuevas infraestructuras. También urge desarrollar políticas que faciliten la innovación y la adopción de servicios digitales, arroja la investigación.

A pesar de la convergencia de tecnologías y servicios, en numerosas ocasiones los marcos normativos de los países de la región continúan actuando en compartimentos estancos.

De acuerdo con el informe, es fundamental la colaboración entre el sector público y el privado, así como la seguridad jurídica, como generadores de confianza para promover la inversión y nuevos modelos que extiendan el acceso y calidad de los servicios en igualdad de condiciones para todos los actores del ecosistema.

El impacto de la digitalización en las economías regionales

El estudio, llevado adelante por la compañía, también analizó el papel de la digitalización en la recuperación económica de Latinoamérica. Destacó que las pequeñas, medianas y microempresas, que constituyen el grueso del tejido productivo latinoamericano, pueden superar las limitaciones a través del uso de tecnología.

Para consolidar la digitalización es clave fomentar la formación de habilidades digitales en los trabajadores, ya que un 56% de las empresas menciona la dificultad de encontrar talento como una de las principales barreras de adopción.

Evolución de la sociedad digital en Argentina

En Argentina, durante 2020, en plena pandemia, la facturación del comercio electrónico creció un 124%. El número de compradores online creció 1,3 millones con respecto al año anterior, y alcanzó los 20 millones de compradores.

En 2019, el 95% de la población argentina estaba cubierta por al menos una red de 3G y el 91,2% disponía de cobertura mediante al menos una red 4G. La penetración de la telefonía móvil se situó en 2020 en las 120,2 líneas por cada 100 habitantes.

La penetración de la banda ancha fija llegó en 2020 a los 21 accesos por cada 100 habitantes. La televisión por suscripción obtuvo una penetración de 21,2 accesos por cada 100 habitantes.

En el cuarto trimestre de 2020, el 90% de los hogares del país contaban con acceso a internet, 7,1 puntos porcentuales más que en 2019.

A finales de 2020, el 72,5% de los usuarios de internet entre 16 y 64 años compraron algún producto online.

De cara al futuro, el estudio refleja que para 2023, los dispositivos conectados llegarán a 1.000 millones en la región.

Fuente: Infobae
Publicar un comentario

Publicar un comentario

Descarga nuestra aplicación en tu celular android

close