Los maravillosos efectos de dejar el consumo de alcohol por un mes

Los maravillosos efectos de dejar el consumo de alcohol por un mes

Suscríbete al canal, es gratis: 



Venimos de un mes repleto de celebraciones, mucha comida y algunos excesos en la bebida. Empezar el año con un descanso en el consumo de alcohol, es una gran estrategia para potenciar la salud. Descubre los maravillosos beneficios que trae consigo la resolución de dejar el alcohol por 30 días.


Las celebraciones navideñas y de fin de año han concluido, si bien es parte de un estilo de vida saludable y equilibrado disfrutar de la comida y las delicias de la temporada; beber alcohol en exceso nunca ha sido considerado un buen hábito. Si eres de aquellos que viene de algunos excesos relacionados con la bebida, dejar de consumir alcohol durante un mes es una maravillosa estrategia para potenciar la salud física, mental y emocional. Los expertos han comprobado que existen algunos cambios muy notables que se pueden experimentar después de solo 31 días libres de alcohol. Lo cierto es que se trata de una dinámica muy popular para iniciar el año y que se conoce como “Enero seco”, la cual se basa en renunciar al alcohol durante el primer mes del año. La grandiosa noticia es una resolución que tiene una serie de beneficios de los cuales vale la pena hablar.


Es muy probable que te sientas más feliz

Solemos pensar que el alcohol es un gran aliado para relajarnos, ambientarnos y en general hacernos sentir mejor, sin embargo tenemos una noticia para ti: el alcohol es técnicamente un depresor. Incluirlo como parte de la dieta y el estilo de vida, puede hacer que algunas personas sientan efectos secundarios mentales negativos una vez que los efectos iniciales del alcohol desaparecen. Es por ello que el consumo recurrente de alcohol se relaciona con ansiedad, depresión, nerviosismo, irritabilidad y trastornos del sueño. Por lo tanto, dejar el alcohol durante un mes, es una buena estrategia para mejorar el estado de ánimo, sentirse más feliz y tener una mejor salud mental. Además, es innegable decir que tendrás mucha más energía.


Es un buen complemento en la pérdida de peso

El alcohol contiene más calorías por gramo (7 calorías por gramo) que dos de los macronutrientes más comunes: proteínas y carbohidratos, los cuales aportan 4 calorías por gramo. Es bien sabido que ingerir demasiadas calorías puede contribuir al aumento de peso y la grasa abdominal. Por lo tanto: evitar el consumo de bebidas alcohólicas, es un buen complemento en el camino de pérdida de peso, especialmente en los casos de personas que tienden a beber bebidas súper azucaradas y calóricas como una piña colada y quienes consumen de manera muy recurrente alcohol. Sin lugar a dudas evitar el consumo de alcohol es una buena estrategia para disminuir el consumo de calorías líquidas. No en vano, se cuenta con numerosas prueba en las que se respalda que las personas tienden a consumir más calorías de los alimentos cuando beben alcohol, lo que en última instancia puede conducir a un aumento de peso.


Dormirás mucho mejor

Es bien sabido que el alcohol es un depresor y una sustancia que altera al sistema nervioso, el cual se relaciona con la calidad del sueño. Si bien es posible que en muchas ocasiones beber una copa de vino antes de acostarse pueda ser un buen aliado para relajarnos y conciliar el sueño más fácilmente, el alcohol generalmente tiene un efecto negativo en la calidad del sueño. La ingesta excesiva de alcohol inhibe la regulación normal de las proteínas y genes circadianos, y pueden pasar semanas antes de que esto vuelva a la normalidad. En otras palabras, el sueño reparador es la víctima y pagamos el precio después de una noche de fiesta. Lo peor de todo es que se necesita tiempo para que el horario de sueño vuelva a la normalidad después de un largo período de consumo de bebidas alcohólicas (como sucede con las celebraciones navideñas y de fin de año). De tal modo que al dejar de consumir alcohol durante un mes, ¡podrás notar un sueño más reparador después de 31 días!


Grandes mejoras en la digestión

Algunas de las principales afecciones digestivas como es el caso de la hinchazón y la distensión abdominal, se relacionan directamente con el estilo de vida. Y uno de los peores hábitos para el sistema digestivo e intestinal es el consumo de alcohol. El exceso de alcohol inhibe la producción normal de enzimas digestivas, lo que significa que no pueden degradar lo que comemos, y la comida se deja sin digerir en el estómago. Esto no solo daña el revestimiento del estómago, sino que también produce gases no deseados, hinchazón, e indigestión. Así que una gran estrategia para olvidarte de todas estas afecciones digestivas y disminuir la acidez, es bajarle al alcohol.


Podrás calmar los brotes de piel y articulaciones

Los efectos secundarios de la inflamación, como es el caso de problemas en la piel y dolor en las articulaciones, pueden desaparecer en el transcurso del mes cuando dejas de beber. El exceso de alcohol daña la pared intestinal al entrar en contacto, provocando inflamación localmente y en todo el cuerpo. De hecho, los expertos han comprobado que unas cuantas noches malas pueden causar una inflamación crónica y persistente en el cuerpo, es por ello que en muchos casos lo que solemos llamar envejecimiento y mala piel podría ser en realidad reflejo del alcohol. Un estudio de más de 3,000 mujeres encontró que los participantes que tomaban más de 8 bebidas alcohólicas a la semana tenían un aumento significativo en las líneas faciales superiores, hinchazón debajo de los ojos, pérdida de volumen de la cara media y vasos sanguíneos que aquellas que bebían menos o nada. Por lo tanto a modo general bajarle al alcohol, es una buena estrategia para mejorar la piel y reducir la aparición de arrugas, acné, rosácea y otras condiciones. Sucede lo mismo con las afecciones relacionadas con las articulaciones, como la gota y la artritis.


Fortalecerás al sistema inmunológico y disminuirás el riesgo de contraer infecciones

No es ningún secreto decir que un alto consumo de alcohol, es uno de los principales enemigos del buen funcionamiento del sistema inmunológico. Por lo tanto, la mejor estrategia para respaldar al sistema de defensas inmunológicas naturales del cuerpo es eliminando el alcohol de la dieta. El exceso de alcohol cambia la flora intestinal en el microbioma intestinal para peor y rápidamente, estos cambios debilitan las defensas del cuerpo y lo ponen en mayor riesgo de enfermarse.


Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!


Fuente: Noticias SIN

Para ver más sobre la UASD hacer clic aquí


Para ver más sobre Empleos hacer clic aquí


Para ver más sobre Becas de estudio hacer clic aquí


Para ver más sobre Cursos & Diplomados hacer clic aquí


Para ver más Opiniones de nuestros colaboradores hacer clic aquí


Publicar un comentario

Publicar un comentario

Descarga nuestra aplicación en tu celular android

Programación Docente UASD 2022-20 (Separado por Recintos, Centros y por modalidad)

close