Nomofobia: el miedo a estar sin celular ni WhatsApp - Rey Duran - UASD, Becas, Cursos, Empleos...

Nuevos:




Total de visitas:

martes, 5 de octubre de 2021

Nomofobia: el miedo a estar sin celular ni WhatsApp

Suscríbete al canal, es gratis: 



La caída mundial de WhatsApp, Facebook e Instagram dejó en evidencia la relevancia que cobraron las redes sociales en los últimos años. A la par se produjo un crecimiento exponencial del uso de celulares y otros dispositivos, al punto que se convirtieron en una especie de extensión del cuerpo humano. Sin embargo, un uso excesivo y no racional puede ocasionar problemas de dependencia, adicción y miedo.


La nomofobia es un acrónimo de las palabras non-mobile-phone-phobia y es como se conoce al miedo o ansiedad extrema que sufre una persona cuando permanece durante un período de tiempo sin poder usar su smartphone o conectar a internet. Ya sea por no tenerlo al alcance, se haya terminado la batería, agotar el plan de datos o la imposibilidad de conectarse a una red wifi.


¿Cuáles son sus causas? Se puede producir por una dependencia absoluta de los demás, pues el celular es una manera de estar conectado. En estos casos, se desprendería de un problema de autoestima y de relación.


La idea de perfeccionismo es otra de las razones por las que aparecen estos casos, ya que en estas personas existe una necesidad de hacerlo todo sin ningún fallo.


Por ejemplo, un comportamiento nomofóbico sería el de una persona que olvidó su teléfono en casa al salir a la calle y, al darse cuenta, comienza a agobiarse, sentir miedo o paralización. Si la razón es que no puede comunicarse instantáneamente con otros o no saber si alguien está intentando comunicarse con él o ella, deberá analizar si se trata de un comportamiento relacionado con la nomofobia.


¿Consejos para combatirla?

Dejar en el teléfono solo las funciones esenciales, desinstalando las aplicaciones de redes sociales y otras que no sean necesarias para el trabajo, el estudio o las relaciones interpersonales.


Implementar horarios limitados de uso y, de ser posible, no tenerlo todo el tiempo encima o al lado. Apagarlo durante la noche y dejarlo en otra habitación, alejado de la cama. Utilizar solo un dispositivo. Comprometerse a apagarlo en la mesa, en reuniones sociales o familiares.


Fuente: Diario Libre


Para ver más sobre la UASD hacer clic aquí


Para ver más sobre Empleos hacer clic aquí


Para ver más sobre Becas de estudio hacer clic aquí


Para ver más sobre Cursos & Diplomados hacer clic aquí


Para ver más Opiniones de nuestros colaboradores hacer clic aquí


No hay comentarios.:

Publicar un comentario