Habilidades blandas: qué son y cuáles son las más demandadas - Rey Duran - UASD, Becas, Cursos, Empleos...

Nuevos:




Total de visitas:

miércoles, 15 de septiembre de 2021

Habilidades blandas: qué son y cuáles son las más demandadas

Suscríbete al canal, es gratis: 



Si buscas trabajo y examinas las ofertas que llegan a tus manos, notarás que para aumentar tus probabilidades de obtener empleo en un mundo tan competitivo como el actual no te basta con poseer conocimiento académico, técnico o científico. Necesitas desarrollar y mejorar tus habilidades blandas.


A diferencia de las habilidades duras, como se denomina al conocimiento curricular obtenido durante el proceso formativo, las habilidades blandas (o soft skills) tienen que ver con la puesta en práctica integrada de aptitudes, rasgos de personalidad, conocimientos y valores.


Así lo explica Neyda Iglesias, presidente de la Asociación Dominicana de Administradores de Gestión Humana (Adoarh).


“Cada colaborador forma parte del engranaje en una organización. Para esto, y de acuerdo con su rol, debe de contar con el conocimiento y habilidades técnicas establecidas. Ahora bien, el modo de realizar su trabajo y la interacción que debe de tener con los demás miembros de la organización es donde se pone en evidencia la correcta gestión emocional.”

Neyda Iglesias, presidente de la Adoarh


“Junto a las competencias digitales, las habilidades blandas son el presente y el futuro del mercado laboral”, afirma la experta.


Flexibilidad o capacidad de adaptación, inteligencia emocional, creatividad e innovación, comunicación, trabajo en equipo y colaborativo, ser orientado a resultados y capacidad disruptiva se encuentran, de acuerdo con Iglesias, entre las soft skills más demandadas en la actualidad.


Iglesias describe para Listín Diario en qué consiste cada una:


1. Flexibilidad y capacidad de adaptación: Capacidad de afrontar y asumir cambios, enfrentar imprevistos y manejarlos de forma adecuada.


2. Inteligencia emocional: Conjunto de habilidades que permiten expresar y entender las emociones.


3. Creatividad e innovación: Según Iglesias, implica ser receptivo, abierto al entorno, y responder a este ofreciendo nuevas maneras de cumplir los objetivos.


4. Comunicación: Hablar en distintos escenarios y desenvolverse en entornos diferentes. Expresar opiniones, ideas y transmitirlas de la manera adecuada en el escenario correcto.


5. Trabajo en equipo y colaborativo: “Esencial en estos momentos en los que se necesita valorar las diferencias y potencializar la sinergia para el logro de objetivos”, dice Iglesias.


6. Orientado a resultados: No importa el puesto que se desempeñe, Iglesias señala que siempre hay un momento en el que hay que tomar decisiones y ser resolutivo.


7. Capacidad disruptiva: Ver más allá y hacer cosas nuevas que marquen la diferencia.


¿Debes incluirlas en tu currículum?

No es obligatorio incluir las soft skills en el currículum, pues, como parte del proceso de selección, el reclutador evalúa si el candidato posee las habilidades requeridas para la posición.


Entre las principales técnicas de selección para evaluar las habilidades o competencias, Iglesias cita las entrevistas por competencias, las evaluaciones psicométricas y el assessment center (método de selección de personal que simula situaciones reales con el fin de evaluar una serie de conductas concretas que permitan identificar y evaluar competencias y habilidades de los candidatos). 


Rol de la educación

El país ha avanzado en cuanto a la formación del talento humano que necesita el mercado laboral, considera Iglesias.


Algunas universidades, dice, han desarrollado modelos que incluyen las principales habilidades blandas requeridas para insertarse en el ámbito laboral.


No obstante, en su opinión, los programas en muchas instituciones educativas siguen sin estar del todo acordes con las realidades que se viven en las organizaciones.


“Las habilidades blandas se deben promover en las instituciones educativas desde la enseñanza primaria y secundaria, pero sobre todo en las universidades, en donde la gran mayoría de alumnos alcanzan su madurez emocional y cognitiva”, manifiesta la presidente de la organización que agrupa a profesionales del ramo de la gestión de personal.


Ahora bien, no todo el desarrollo profesional es responsabilidad de las universidades o de las empresas: “Cada persona debe de complementar sus estudios y esforzarse en la búsqueda y desarrollo constante de su potencial”.


El empleado -o el candidato a un puesto de trabajo- necesita cultivar competencias como flexibilidad o capacidad de adaptación, inteligencia emocional, creatividad e innovación, comunicación, trabajo en equipo y colaborativo, orientación a resultados y capacidad disruptiva. Estas son algunas de las habilidades blandas más buscadas por los empleadores de hoy. 




Fuente: Listín Diario


Para ver más sobre la UASD hacer clic aquí


Para ver más sobre Empleos hacer clic aquí


Para ver más sobre Becas de estudio hacer clic aquí


Para ver más sobre Cursos & Diplomados hacer clic aquí


Para ver más Opiniones de nuestros colaboradores hacer clic aquí


No hay comentarios.:

Publicar un comentario