OPINIÓN: "Día de la Restauración - Reseña"

dia-restauracion
Día Restauración Dominicana


Por Humberto Araque


La historia de la Guerra de la Restauración es una historia de un pueblo dormido y aletargado, que un buen día se despertó para reclamar las injusticias que se cometían en sus tierras, logrando al final una victoria completa y definitiva. Es una historia que tal vez no todos la vean como yo la veo, y hoy quiero intentar que entiendan un lado de aquel evento tan lejano, pero tan fundamental de la República Dominicana.

Para empezar, la República Dominicana en el siglo 19 era un lugar extremadamente pobre. En su libro sobre la guerra, Juan Bosch explica que era una pobreza tan extrema que era indescriptible, tanto que el dominicano de hoy en día no podría imaginársela. Lo único que pensaban las personas era en el qué tendrían en el estómago al día siguiente, y en tiempos así, los políticos hacían y deshacían sin que a la gente apenas le importara, o incluso se diera cuenta. Pedro Santana logró la anexión España en completo secreto, y la gente sólo lo supo cuando alzaron la bandera española en Santo Domingo y luego en todas las provincias y ciudades importantes del país. Como les mencionaba antes, a la gente apenas le importo perder el país que habían liberado hacía menos de 20 años. Otros muchos pensaban que por fin llegaría la comida

Sin embargo, el dominio español llegó acompañado de abusos, desigualdad e irrespeto a la cultura y las costumbres dominicanas. Fue un completo engaño, con consecuencias nefastas, y eso fue la gota que derramó el vaso. La gente se alzó en armas, lucharon, y con el grito de Capotillo de 1863, se logró dar pie a una guerra fundamental de la dominicanidad. Todos y cada uno de los grupos sociales de la República se unieron en un objetivo común, que era recuperar la nación que ellos mismos habían perdido. Hoy la República Dominicana es un país independiente gracias a aquella gesta épica, peleada por gente descalza y armadas casi únicamente con lo que lograban tomar del enemigo.

La Guerra de Restauración fue uno de los procesos más sorprendentes de la historia de América Latina, y marcó el verdadero principio de la República Dominicana como una nación. Fue un esfuerzo admirable de un pueblo admirable, para luchar y recuperarse de sus propios errores. Algo que nosotros mismo podemos hacer todos los días. Y en un ejercicio de reflexión, en esta fecha tan importante que hoy nos reunimos a celebrar, hay que recordar que no hace falta mirar hacia afuera para encontrar inspiración e historias admirables. Todo eso ya lo tenemos aquí, viviendo en la historia de esta misma tierra. 





Más artículos de Humberto Araque




Para ver más sobre la UASD hacer clic aquí



Para ver más sobre Empleos hacer clic aquí



Para ver más sobre Becas de estudio hacer clic aquí



Para ver más sobre Cursos & Diplomados hacer clic aquí



Para ver más Opiniones de nuestros colaboradores hacer clic aquí


Publicar un comentario

0 Comentarios