Día de Duarte, más que un día festivo.


Por Sixto Vladimir Marrero

Hoy 25  de enero, quise adelantarme a escribir sobre la conmemoración del natalicio del ilustre  Juan Pablo Duarte y su legado al pueblo dominicano, que solo vive como el recuerdo de un día festivo, porque en valores yace en la tumba junto al heroico padre de la patria.

Veo que años tras años muchas casas adornan sus frentes  con la bandera dominicana y pienso "Hay muchos hombres y mujeres orgullosos de su nacionalidad", veo la televisión y miro toda una marcha programada por nuestras autoridades donde se recitan frases del ilustre padre de la patria, los centros educativos realizan y hacen participar a sus estudiantes de dicha conmemoración en un intento de transmitir valores y amor a la Patria, pero si analizo  y veo que estas actividades solo son un disfraz que ocultan la realidad de lo que vivimos, pues no veo los valores de aquellos hombres que murieron por una patria libre e independiente, libre de potencia extranjera, libre de delincuencia, libre de hombres corruptos vestidos de saco y corbata que con palabras bonitas engañan el pueblo y sus hechos ensucian mi patria, la patria por quien murió Duarte y que impotencia es ver cómo estos hombres se paran en el altar del ilustre para rendir un honor falso donde el Patricio debe estar revolcándose en su tumba al ver su sueños, sus logros, su país convertido en una cueva  de bandidos y ladrones que solo han pisoteado los valores Dominicanos y a pesar de todo esto me pregunta:

  • ¿Será que no correrá una gota de sangre de los grandes luchadores de la patria por las venas del pueblo Dominicano?
  • ¿Será que no nos duele la patria de la que tan orgullosos nos sentimos o que hemos vendido nuestros valores por centavos?. 



Ser Dominicano es tener la frente en alto, son hechos a favor de la patria y llorar porque el pueblo sufre pero a la vez alzar la voz y no callar, es proclamar y luchar por la justicia.

Ser Dominicano no es un día, no es una fiesta, no es una moda, es sentirse orgulloso toda la vida de compartir la sangre de Duarte, Sánchez y Mella y todos aquellos hombres y mujeres que lucharon por una patria libre e independiente, nuestra nación, por eso digo con orgullo Dominicano soy.



Más artículos de Sixto Vladimir Marrero

Publicar un comentario

0 Comentarios