La Barranquita: un complejo deportivo huérfano

Un complejo deportivo huérfano que mendiga migajas de un gobierno indolente.

El complejo deportivo la barranquita fue construido en Santiago de los caballeros en el año 1986 bajo el gobierno del presidente Salvador Jorge Blanco con motivo de la celebración de los XV juegos Centro Americano y del Caribe.



Esta obra que ha sido casa de entrenamiento para un sin número de atletas en diferentes disciplina se encuentra hoy abandonado por las autoridades dominicana como si fuera este un niño huérfano y sin doliente que muere mendigando migajas.

En la actualidad la barranquita se encuentra en ruinas, los baños de los diferentes pabellones están inhabilitado, sus luces dañadas, puertas y techos deteriorados, no se cuenta con útiles deportivos y la seguridad es escasa ya que rara vez se ve un oficial por los alrededores para mantener el orden y salvaguardar lo poco que queda de las instalaciones.

A pesar de su condición son visitadas constantemente las áreas de básquet ball, volley ball, karate, tenis de mesa, danza y los estadios de baseball y softball por los deportistas de los distintos lugares de la ciudad corazón quienes reclaman insistentemente la reparación del complejo.



Pero aunque llueven la exigencia del arreglo del campo deportivo es cono si este no existiera ante la vista de las autoridades y de muchos comerciantes los cuales años tras años se beneficiaron económicamente cuando en este lugar se realizaba la famosa feria de expo-Cibao.

No existen datos especifico sobre el monto invertido durante el gobierno de Jorge Blanco en la construcción de este complejo pero algunas fuentes se estima un costo mayor a los 40 millones.
Sin embargo se calcula que esta amplia casa de deportes necesita una inversión de más de 450 millones de pesos para recuperar su estado original y así recobrar si esplendor.

Este hijo de nadie pide a grito la intervención del gobierno, de las instituciones, de los comerciantes que en algún momento recibieron un beneficio o ingreso económico al realizar actividades en esta área deportiva, clama por la boca de aquellos atletas que exigen un lugar digno para realizar sus entrenamientos con una mejor condición y una mayor calidad.


Sixto Marrero Vásquez
Estudiante de Comunicación Social Mención Periodismo
dj_vla@hotmail.com

Publicar un comentario

0 Comentarios